A la valiente María

otra-reconocida-el-seibo1

Hace años escogí a una niña para que fuera mi amiga. Ocurrió cuando tenía doce años. Se llama María y estábamos en el mismo curso.Tomábamos un examen y María trataba de ayudar a la compañera que le quedaba al lado. Yo las observaba desde atrás. Ellas se habían puesto de acuerdo para intercambiar exámenes en caso de que la prueba viniera muy dura. Ninguna de las dos le puso su nombre a la hoja.María terminó de llenar la suya pero su amiga continuaba con la página en blanco. Entonces, intentaron ejecutar lo planeado: María le pasó el examen lleno y su compañera el vacío pero en el apresurado intercambio los exámenes cayeron al suelo. La profesora se dio cuenta de lo ocurrido y recogió los dos exámenes.

Sabía, porque conocía las letras, quién había hecho el que estaba lleno pero, como no tenían nombres, les preguntó a las dos quién era la que pretendía que la otra hiciera su trabajo. Todo el curso guardó silencio en espera de lo que diría María, porque habíamos sido testigos de que el examen lleno era el suyo. Pero aquella muchachita de doce años se quedó en silencio con la vista baja mirando al piso.

La profesora le insistió señalando que si no hablaban anularía las pruebas. Las dos permanecieron calladas y la profesora las anuló. En ese momento, yo escogí a aquella niña solidaria y valiente para que fuera mi amiga. De eso hace más de 30 años. Crecimos juntas.

Su casa quedaba lejos de la mía así que ella me encaminaba cuando iba a visitarla y, luego, yo la encaminaba y así nos la pasábamos yendo de un lado al otro. Soñábamos tendidas sobre una loma seibana mirando las nubes y adivinando las figuras que representaba cada una. Una vez, corrimos como locas buscando el final del arco iris. Con el tiempo, hicimos maletas para venir a la universidad.

Aquí vivimos juntas y la hermandad se estrechó.

Lo que era de una era de la otra. Le puse un apodo, la llamaba “mi eterna María” porque ella, como un ángel, aparecía de donde menos lo esperaba. Una vez yo estaba en un aprieto, llegó temprano en la mañana al lugar donde me encontraba y de entrada me soltó: “Tu papá me dijo que viniera”. Lo raro era que mi papá ya estaba muerto pero María me dijo que se pasó la noche soñándose con él que le pedía que fuera a verme. Me consta que luchó como pocas para graduarse.

Se hizo abogada especializada en derecho laboral. Luego, escribió un libro. Hace unos meses, rastreó los orígenes de su familia y reunió a su papá con una hermana que no veía desde hacía 60 años.

Incansable, en este momento estudia dos maestrías. Ya no nos vemos a menudo pero siempre he creído que ella se merece un reconocimiento.

Pues, hoy la primera Dama Margarita Cedeño le entregará uno al igual que a otras mujeres destacadas de El Seibo, como Edith Febles y Teresa Peralta. En ese acto le daré a María el aplauso con que debí premiar su valentía de hace 31 año cuando, además, tuve el honor de que aceptara ser mi amiga.

Anuncios

8 Responses to “A la valiente María”


  1. 1 vdiderot34 marzo 16, 2009 en 3:37 am

    Precioso Post.

  2. 2 Eunice marzo 16, 2009 en 1:19 pm

    Buenisimo como siempre me trae recuerdos gratos de mi juventud cuando hacia lo mismo encaminando mis amigas de un lado a otro, cuanto me he reido, cuantos recuerdos, que bueno y que dicha tener amigos que sean como parte de la familia.

  3. 3 tania carela marzo 17, 2009 en 12:43 pm

    antes que felicidades por tan bella columna es una de mis favoritas, y esta historia en particular me llena de felicidad y emocion, porque ciertamente tenemos la dicha de elegir amigos fuera de lo comun, seria bueno recordar siempre que los amigos son los hermanos que elegimos tener, y asi como tu elegiste a maria ella tambien te eligio a ti, y asi cada uno tenemos la oportunidad de tener a una maria en nuestras vidas. porque las mujeres solidarias, fuertes y valientes como ella y como tu hacen la vida mas llevadera. Dios bendiga tu arte para escribir y nos permita seguir disfrutando de tus vivencias y tu sabiduria a traves de tus escritos.

  4. 4 Jose R marzo 18, 2009 en 5:34 pm

    ” En este mundo donde se esta extiguiendo el don de la amistad, es saludable encontrar personas que son inolvidable como Maria, ya es dificil conocer amig@s sinceras y honestad.las nueva generaciones estan huerfanos de esta virtud. Pero no se puede perder la esperanza y esperar que florescan mas gente como Maria.o como la Madre mia.

  5. 5 Mirtha marzo 19, 2009 en 2:38 pm

    Es dificil encontrar personas como Maria en este tiempo que se sacrifiquen, a perder un examen o lo que sea, que pierdadn su credibilidad por otra persona.
    Los amigos son los hermanos cercanos que tenemos a veces son los que nos dan el apoyo enocional que nesesitamos en determinado momento.

  6. 6 FELIX LOPEZ marzo 22, 2009 en 4:11 pm

    CON GRAN SATISFACCION HE LEIDO ESTA COLUMNA Y CONFIEZO QUE NO HAY NADA DE EXAGERADO EN LO QUE ESCRIBE MI SIEMPRE AMIGA ALICIA ESTEVEZ, PUES DEBO DECIR QUE TENGO EL PLACER DE CONOCER A AMBAS DESDE AQUELLOS AÑOS Y ESA AMISTAD O MEJOR DICHO HERMANDAD ENTRE ELLAS DE VERDAD ME CONSTA. DESDE QUE EN LA CASA DE ALICIA, SU QUERIDA MADRE DOÑA MERCEDES ME PRESTABA SU GALERIA PARA YO PINTAR MIS CRUZACALLES Y LETREROS PARA PODER GANARME UNOS PESITOS. LAS FELICITO A LAS DOS POR MANTENER ESE NIVEL DE AMISTAD Y POR EL GRAN DESARROLLO EN LAS PROFESIONES QUE TAN DIGNAMENTE DESEMPEÑAN.

    LAS APRECIA
    FELIX LOPEX

  7. 7 alexandra marzo 22, 2009 en 6:53 pm

    Me encanta leer tu columna,y me agrado mucho lo que escribiste de Maria ya en estos tiempo existen persona poco leales que solo traen tristeza a nuestra vida pero debemos inculcar esos valores a nuestros hijos para que no se pierdan por eso nuestra sociedad es asi hoy en dia.

  8. 8 Raquel Mieses marzo 24, 2009 en 3:21 am

    Estoy emosionada de leer esta historia porque me siento parte de ella , Maria es un SER inigualable ,a veces pienso que ella es alguien que esta aqui para enseñarnos el verdadero sentido de la lealtad , la entrega , y el amor incondicional .Momentos inigualabes aquellos en el liceo SERGIO AUGUSTO BERAS


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: